miércoles, 9 de febrero de 2011

Raphy Colón: La perseverancia en la música cristiana

Tiene 30 años contínuos en el ministerio del canto con muchos éxitos

Por: Troi Orlando Espejo
troiorlando@hotmail.com
El cantante cristiano Raphy Colón sigue activo en su ministerio, renovándose a medida que pasa el tiempo y expandiendo su música hacia otras latitudes.
Raphy Colón

Con la reciente gira que realizó por el continente europeo, el veterano intérprete icono de la música cristiana en  República Dominicana, se adueñó de los corazones por cada una de las ciudades que visitó con su extraordinaria voz.

“Estuvimos de gira en Europa por un mes y medio donde visitamos lugares como Holanda, Bruselas, Bélgica, Alemania, Italia, Barcelona, Madrid y en París, lo cual fue algo bien agradable”, reveló Colón. Pero no bien desempaca sus maletas y ya este artista cristiano planea viajar a Estados Unidos, África, Australia y otras naciones, lo que demuestra que es incansable cuando se trata de llevar el mensaje a las vidas. “Seguimos trabajando fuertemente, tengo en proyecto  promocionar mis dos más recientes trabajos discográficos, uno de bachata y otro de baladas”.

Sobre sus proyectos.  “Ahora mismo nos embarcamos en un nuevo disco de baladas que ya estamos grabando y promocionando el disco reciente que se titula “bachatas clásicas”, dijo el destacado intérprete. Sobre este último trabajo, Colón indicó que no ha sonado en el país debido a que lo está promoviendo en Estados Unidos, España y Francia. El artista que lleva tres décadas deleitando con su canto expresó que en el CD trata de llevar aquellos temas que se han convertido en éxitos en todo el mundo, pero en el género de la bachata. “Son canciones viejas como ‘Un millón de amigos’, ‘Como no creer en Dios’, ‘Se busca’, ‘Cristo te ama’, ‘La Biblia’, ‘Jesucristo’ y ‘Merecedor de alabanzas’. Todos esos fueron los que grabamos, por eso se llaman bachatas clásicas”, reveló el destacado representante de la musica cristiana.

Su  disco de baladas.  Raphy comentó que con este trabajo musical hace su tan anhelado retorno al estilo romántico. “Vuelvo a las baladas, retomando ese puntal por el cual estoy donde estoy, gracias a Dios y regreso con un estilo parecido a canciones emblemáticas como “Una doble porción”, “Más de lo que merecí”, pero con arreglos  modernos y temas inéditos. Estamos en fase de escoger  canciones y serán 10”, adelantó. Este hombre que prefiere el perfil bajo con los medios de comunicación, es un abanderado de las causas sociales y con su música siempre responde sin titubeos ante las catástrofes mundiales. “Lo que pasa es que lo mío es ganar almas para Dios y estar al lado del necesitado”, expresó el ministro del canto, quien luego del huracán Katrina en New Orleans, estuvo presente en González, un pequeño poblado de la zona dando conciertos a favor de los damnificados.

Discografía y labor social.  Con 16 discos grabados en su carrera  y muchos premios, entre ellos dos  discos de oro, han matizado la vida de Raphy, quien muchas veces se muestras tímido con los medios, ya que su pasión es hacer las cosas en secreto y sin estridencia. “Es que prefiero hacer las cosas en bajo perfil”, afirmó el ministro del canto que recientemente estuvo metido en los bateyes de Barahona con los haitianos que quedaron golpeados por el terremoto en Haití.


Más cercano a la prensa. El baladista y bachatero cristiano  se comprometió formalmente a dejarse ver más seguido por los predios de los medios de comunicación, a fin de que, con la apertura que gradualmente  se les ha dado a los cantantes de su estilo, las noticias de su ministerio fluyan con más intensidad, para que  todos los que siguen la música cristiana sean edificados con precisión. “Prometo tener una cercanía con la prensa, para que vean que no me he quedado en mi casa, sino que sigo trabajando. Y esperen este año un gran concierto nuestro en la capital”, indicó en risas el también productor musical en la entrevista exclusiva que nos concedió.

1 comentario:

  1. Excelente cantante, pero no me gusta la bachata, porque eso es igual a chavacaneria y vulgaridad. Las cosas de Dios son serias. Cuidese de entrar a cantar esos generos de musica chavacana.

    ResponderEliminar